FE.M.I.
FEMI

 

    El Acuerdo ASSE – Gremiales médicas

     

    - INTRODUCCIÓN

       El 30 de mayo del 2008 se llegó a un acuerdo sobre la adecuación salarial de los médicos del sector público de la salud, o sea la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). Este no fue un camino fácil, ni corto, desde las primeras reuniones realizadas en el último trimestre del 2005, a la situación actual ha transcurrido mucho tiempo de reuniones y búsqueda de soluciones.

    - LOS MEDICOS EN EL SNIS

      En el nuevo marco del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) se hizo énfasis en un cambio en el financiamiento, en la gestión y en el modelo de atención. En tanto que la Federación Médica del Interior (FEMI) ha sostenido que hace falta encarar la reforma en los recursos humanos (RRHH) para un nuevo sistema de salud.
     
       Frente a la implantación del SNIS los reclamos del sector gremial de la FEMI, durante el año 2007, se orientaron a dos polos:

    1. Reclamar participación en los ámbitos de decisión claves para la reforma como son: la Junta Nacional de Salud (JUNASA) y el Directorio de ASSE.

     

    1. Reforma en el manejo de los RRHH médicos en la salud:
      1. Reconversión de médicos para incorporarse al cambio en el modelo de atención.
      2. Adecuada planificación de RRHH médicos en el país.
      3. Mejoramiento progresivo de las condiciones de trabajo y de retribución, tendiendo a igualar las retribuciones de los subsectores público y privado.
      4. Sustitución de la variedad de formas de contratación (Comisión de Apoyo Local/Central, Suplentes Fijos, Médicos con funciones médicas y cargos no médicos, etc) por la vinculación laboral en relación de dependencia.
      5. Ingreso por concurso a ASSE y reconstitución de la carrera escalafonaria.
      6. Programa de ajustes salariales de acuerdo al IPC y acompasando los parámetros de recuperación acordados en el Consejo de Salarios para el Grupo 15.

       En FEMI no se ha hecho especial énfasis en el reclamo de tender al monoempleo, ya que aceptar esta realidad sería ir en contra de lo que ha sido nuestra historia de trabajo en el interior, donde los especialistas se aficaban por el trabajo que tenían a nivel mutual y que eran compartidos por el prestador público de la localidad. En un escenario de reivindicación del monoempleo corre el riesgo que dejar a los usuarios del efector público sin acceso a determinadas especialidades que en muchos casos cuentan con un especialista único en varias localidades.

    - Etapa 1: EL INICIO DE LA NEGOCIACIÓN: 2005-2006

       Las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) propusieron salarizar los pagos que realiza la Comisión de Apoyo y el Patronato del Psicópata, pasando a relación de dependencia, pero los aportes debían ir a cargo del salario del médico lo que implicaba una rebaja salarial. Para instrumentarlo se propuso un contrato puente desde Octubre del 2005 a 31 de Marzo del 2006, tiempo en que se tardaba en pasar dichos contratos a relación de dependencia. Las gremiales rechazaron de plano esta posibilidad, lo que dejo al tema en suspenso durante el primer semestre del 2006.

       Durante el año 2006 los desencuentros se hicieron más profundos, e hicieron más difícil encontrar un espacio para comenzar a reflexionar sobre el trabajo médico y un nuevo sistema de pago en el ámbito público. Hasta que el 18 de diciembre de ese año se lanzó una propuesta por parte de las autoridades de ASSE que agravó aún más la situación al punto de llegar a un paro médico nacional los días 26 y 27 de diciembre, convocado por la FEMI y el Sindicato Médico del Uruguay (SMU).

    - Etapa 2: ACUERDO del 5 de Enero y Comisión Tripartita: 2007

       Como salida a esta situación el Sr. Presidente de la República Dr. Tabaré Vázquez invita el 5 de Enero del 2007 a representantes de ambas gremiales a la Residencia de Súarez a fin de abordar una fórmula que cerrara el paso a la conflictividad creciente que se vivía y que podría resentir la atención médica a la población hospitalaria. A este encuentro   concurren el Dr. Tabaré Vázquez junto con la Sra. Ministra de Salud Pública Dra. María Julia Muñoz y el Director General de Secretaría Ec. Daniel Olesker, así como delegados del SMU y FEMI, alcanzándose un acuerdo en base a las reivindicaciones de las gremiales que permite al Presidente de FEMI Dr. Yamandú Fernández y del SMU Dr. Alfredo Toledo acordar el levantamiento de un paro médico nacional programado para la semana entrante.

       En esta instancia se logran consolidar varios de los reclamos que venían sosteniendo los gremios médicos tiempo atrás, a saber:

    1. Aumento de salario de $8.640 a $12.000 nominales. Lo que había sido largamente reivindicado por el Plenario Gremial de la FEMI.
    2. La carga horaria se modifica de 24 horas semanales a 12 horas semanales. En un concepto de aumento salarial nominal y disminución del horario de trabajo que siempre había sido de 24 horas para todos los médicos sin tomar en cuenta la especialidad o la función. Esto había sido presentada en una propuesta de FEMI dado que la forma de trabajo en el interior, a nivel institucional público y privado.  
    3. Este aumento comprende a todos los médicos por su cargo presupuestado tengan o no además cargo de guardia retén por el rubro 068, lo que fue muy importante por ser una condición frecuente en los hospitales del interior, (el aumento anterior había sido para todos los que percibieran menos de $ 8.640, con lo que dejaba atrás a quienes además del cargo presupuestado cubrían guardias retén), y por tanto fue un factor de exclusión para verse beneficiado. La oportuna puntualización del Dr. Fernández en dicha reunión posibilito la inclusión de este punto que era reivindicación de la FEMI.
    4. Creación de una Comisión Tripartita que debía analizar cargas horarias y funciones para expedirse en un plazo máximo de 15 días.

     

       Luego de la firma del Acuerdo comienza a funcionar la Comisión Tripartita con el Dr. Angel Ginés y el Ec. Daniel Olesker como delegados del MSP (no hubo representación de ASSE en este ámbito), y delegaciones de FEMI y el SMU. Dicha Comisión trabajó durante el primer semestre del 2007, si bien se presentaron varios documentos de las gremiales y de la delegación ministerial, no pudo realizó avances significativos que llevaran a concluir en un acuerdo salarial.

    - Etapa 3: MEDIACIÓN DE LA COMISIÓN DE SALUD DE DIPUTADOS: 2007

       El nuevo conflicto que se desató a mediados del 2007, fundamentalmente por parte de las Sociedades Anestésico Quirúrgicas (SAQ), trajo como consecuencia la mediación de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que convocó a todos los actores para poder llegar a una solución consensuada; en medio del conflicto la declaración de esencialidad de los servicios quirúrgicos en las dependencias de ASSE no contribuyó al clima que necesitaba el momento para acercar posiciones.

       Se trabajó en el MSP en base a cuatro Comisiones: delegados del mismo ministerio, de la FEMI, el SMU y la SAQ pusieron su mejor empeño para lograr pautas y consensos en dichas temáticas que posibilitaran la firma de un acuerdo en base a esos documentos. 

       El 5 de setiembre del 2007, luego de 10 horas de negociación en la Comisión de Salud de Diputados, se redactó un Acuerdo que contemplaba gran parte de las inquietudes de ambas partes. Se extendió el aumento a los contratos de Comisión de Apoyo y Patronato del Psicópata con funciones presenciales, se acordó la presupuestación de los cargos de Comisión de Apoyo y Patronato del Psicópata sin afectar las retribuciones líquidas, se vinculan las horas de retén al valor de las horas presenciales, y se plasman en los artículos 6 y 7 gran parte de las aspiraciones gremiales a futuro.

    1. Iniciar un proceso de adecuación salarial para el sector médico de ASSE, tendiente a la equiparación de sus retribuciones dentro de dicho servicio descentralizado, así como también a equiparar éstas con las del resto de los médicos de las instituciones que formen parte del Sistema Nacional Integrado de Salud, según cronograma que deberá explicitarse antes del 31 de Diciembre de 2007. Como resultado del proceso de equiparación no podrá modificarse las condiciones de remuneración actuales fuera del sistema público. Este proceso se realizará en un plazo de dos años en el marco de la reestructura general de ASSE. En este contexto ASSE se compromete en el plazo de un año a partir de la firma del acuerdo definitivo a reducir significativamente la brecha existente entre los ingresos de los médicos, que cumplen doce y venticuatro horas semanales, priorizando el monto salarial de aquellos que cumplan mayores cargas horarias.

     

    1. El análisis en conjunto por MSP, ASSE y las entidades gremiales médicas de la política de recursos humanos desde la perspectiva de las diferentes modalidades de atención y niveles de complejidad de los siguientes aspectos: ingresos y egresos, evaluación de desempeño carrera funcional, descripción y valoración de cargos, pirámide funcional, movilidad intrainstitucionaal, política de remuneraciones, derechos gremiales y dotación.

       El acuerdo firmado el 30 de Mayo del 2008 plasma los contenidos del artículo 6 y plantea un plazo de 180 días para la resolución del artículo 7.

    - Etapa 4: ACUERDO ASSE – SMU – FEMI – SAQ: Enero – Mayo del 2008

       El 4 de Enero del 2008 el Directorio de ASSE (representado por el Cr. Daniel Gestido y el Dr. Martín Desarkisian) cita a las gremiales FEMI, SMU y SAQ a los efectos de entregarles apuntes sobre los que centrar la discusión para abordar a un Acuerdo. A finales de Enero se logró un borrador con los puntos cardinales consensuados, este se presentó en el Plenario Gremial de FEMI el 8 de Febrero que lo aprobó. Cambios en la redacción e inclusión de puntos de último momento llevaron a dilatar la firma del acuerdo por 3 meses más.

       El 30 de Mayo del 2008 se firmó el acuerdo entre ASSE y las gremiales médicas (SMU, FEMI y SAQ). Este acuerdo plasma viejas reivindicaciones realizadas por el Plenario Gremial de la FEMI, así como representa un paso muy importante en el fortalecimiento de los servicios del sector público.
     
      El punto de partida, a solucionar con el Acuerdo, no es sólo la diferencia de retribuciones médicas entre el sector público y privado, y a las diferencias de cargas horarias para generar dicha retribución; sino que refiere a diferencias para una misma función al interior de ASSE; ausencia de ponderación del trabajo médico con criterios técnicos y lógicos acerca de cantidad y complejidad; a múltiples tipos de contratos que generan otras tantas vinculaciones laborales con las consiguientes condiciones de trabajo y remuneraciones por varias fuentes de financiamiento, la inestabilidad laboral con contratos renovables, sin derechos sociales tales como licencia, aguinaldo; ausencia de jerarquización por especialidad y función; no existen criterios para realizar el ingreso por concurso, ni se han instrumentado los mismos para recomponer la carrera funcional dentro de ASSE.

       Siendo este el punto de partida, debemos estar muy conformes con esta primera etapa que culmina en el referido acuerdo, ya que su contenido va mucho más allá de lo salarial, cambiando condiciones de trabajo para el médico, en lo que es el inicio de rediseñar la estructura de recursos humanos médicos en el prestador público:

    1. Inicia el proceso de adecuación salarial tendiente a la equiparación de las retribuciones dentro de ASSE y con las del resto de los médicos de instituciones que forman parte del SNIS. En varios Plenarios Gremiales fue reclamado la equiparación salarial médica de los subsectores público y privado, tendientes a la conformación de un laudo único en el marco del SNIS.

     

    1. Se busca reducir significativamente la brecha entre los ingresos de los médicos que cumplen 12 y 24 horas semanales, priorizando el monto salarial de aquellos que cumplen mayores cargas horarias. Con el acuerdo de Enero 2007, se generó una diferencia muy importante entre los médicos que hacían policlínica o policlínica y sala, con aquellos que tenían cargas horarias vinculadas a la función como por ejemplo: médico de guardia interna, médico de carne de salud, médico certificador, médico rural, etc; ya que en estos casos si bien se aplicó el aumento salarial a $12.000, no fue posible reducir la carga horaria, y así quedaron ganando la mitad de la remuneración por hora que sus colegas. 
    2. Se decide dejar la carga de 12 horas como un piso para la remuneración y las 12 horas semanales se pasan a pagar de $12.000 a $13.851. Esto fue un cambio muy importante, ya que, hasta este momento, en el sector público todos los médicos se comprometían al mismo salario por la misma carga horaria de 24 horas. Esto permitirá a muchos médicos del interior cumplir con el doble rol asistencial a nivel público y mutual. En múltiples ocasiones FEMI había reivindicado su laudo y solicitaba no pasar de 44 horas mensuales, por lo cual  el Secretariado Gremial (SeGre) ya había presentado un proyecto similar al acuerdo final que contemplaba un piso horario de 12 horas semanales y un aumento de la misma según especialidad y función.

     

    1. Cargas horarias: siendo el mínimo 12 horas semanales, el médico podrá optar por su sola voluntad por hacer 14 horas (especialista) o 16 horas (medicina general). Las cargas horarias mayores deberán ser establecidas de mutuo acuerdo entre el médico y la Dirección del centro asistencial según la necesidad y demanda de atención médica.
    2. Reconocimiento del cargo de especialista: con una remuneración 20% mayor que la del médico general, instrumentado en igual salario para una menor carga horaria.

     

    1. Se propiciará frente a la Comisión de Apoyo y Patronato del Psicópata, la generación de un nuevo sistema contractual, que incluya explícitamente vínculos laborales en relación de dependencia. Esto había sido tomado por FEMI como un objetivo en sí mismo a los efectos de mejorar la calidad de los contratos y pasar todo el trabajo médico a relación de dependencia (licencia anual, licencia por estudio, aguinaldo, aportes jubilatorios, estabilidad laboral) con claro rechazo a la imposición del arrendamiento de servicios por parte del MSP. Y esto se da con dos condiciones que venimos reclamando desde octubre del 2005: a) preservar los ingresos líquidos percibidos, y b) contar con la voluntad expresa del profesional médico.  Este logro debió “esperar” que la Comisión de Apoyo y el Patronato del Psicópata admitieran preservar los ingresos líquidos de los médicos contratados y por lo tanto asumir la carga de los aportes a volcar a la Seguridad Social y que se aprobara la Ley N° 18.193 que permite la acumulación de cargos públicos a profesionales que ejercen en Montevideo, ya que muchos colegas trabajan en otras dependencias del estado y no podrían regularizar la situación con el marco legal existente al inicio de las negociaciones.
    2. Define claramente tres tipos de funciones: policlínica ampliada, guardia retén y guardia interna. Esto lleva a equiparar salarios y a mejorar las condiciones de trabajo:
      1. Policlínica ampliada: Se jerarquiza el rol del especialista con un 20% de diferencia en el salario con respecto al médico general.
      2. Guardia retén: En la guardia retén se establece un pago por hora, que aumenta según la complejidad del centro (clasificados de H1 a H4) y rangos por tasa de convocatoria (desde alta a muy baja demanda). Además mantienen una relación proporcional con el valor hora de la guardia interna de la función equivalente médico general, odontólogo o especialista. A su vez se establece que el profesional tendrá un tiempo máximo de 2 horas y deberá registrar debidamente su concurrencia al centro hospitalario.  
      3. Guardia interna: se diferencia la guardia del médico general y la del especialista, que comienza con un 10% en la remuneración para llegar al 20% en Enero 2010. Además se incluye el reconocimiento de la quinta guardia pagando 104 horas mensuales, anualizando la incidencia que tiene la realización de cinco guardias en algunos meses del año.  

     

    1. La variación en el pago de la guardia retén se basa en dos criterios: grado de complejidad y resolutividad del centro referido, y tasa de convocatoria de la especialidad respectiva. Hasta el momento de la firma del acuerdo no solamente se pagaban en forma distinta a las mismas especialidades en distintos departamentos, sino que no había un criterio técnico que valorara el trabajo médico en forma equitativa dentro del sistema público (con parámetros prefijados) y los valores de la hora llegaban a $10 en algunos departamentos y especialidades.
    2. Aquellos médicos que estén percibiendo al momento actual una remuneración mayor a la referida en presente acuerdo, mantendrán la misma hasta que pueda ser alcanzado por el cronograma definido en el acuerdo. O sea, que quien este ganando más que lo otorgado por el acuerdo, no pierde porque su remuneración se respeta hasta que el aumento de salario del cronograma lo alcance, y luego aumentará su remuneración. Ningún médico va a ver reducido sus ingresos por este acuerdo.

     

    1. Remuneración de la actividad médica móvil de emergencia: será un 30% mayor que la función del Médico General u Odontólogo.
    2. El cronograma genera aumentos de salario y se contempla la inflación del período, por un lapso de 2 años que llega a Marzo del 2010. En referencia al aumento salarial propiamente dicho se generan:

     

        1. Aumentos por períodos (Junio 08, Setiembre 08 y Junio 09).
        2. Aumentos por inflación (Enero 09 y Enero 10).
        3. Aumento por cargas horarias y especialidades médicas, a médicos con más de 12 horas semanales.
        4. Retribución variable aplicada sobre las guardias internas no anestésico quirúrgicas y otra asociada a la actividad anestésico quirúrgica, en base al cumplimiento de metas de gestión y productividad.
        5. Un complemento de carácter funcional para sectores y funciones específicas dentro de la organización.
        6. Un complemento por nivel, para aquellos con funciones de conducción y dirección.
      1. Compromiso funcional: la adhesión individual a este acuerdo esta dada en la firma del compromiso funcional, estableciendo definición del cargo, función, régimen de trabajo y carga horaria. La firma del mismo es requisito indispensable para quedar incluido en los aumentos y cronograma establecidos en el acuerdo.

     

     

    1. Cláusula de paz: se asume el compromiso de no tomar medidas colectivas que afecten el normal funcionamiento de los servicios de ASSE, por asuntos contemplados en el acuerdo firmado.
    2. Comisión de seguimiento: se establece que todo aspecto relacionado a la ejecución, aplicación o interpretación del acuerdo queda en manos de esta comisión integrada por ASSE, SMU, FEMI y SAQ.

     

    1. Compromiso de estructurar el sistemas de ingreso y la carrera funcional en ASSE: vieja reivindicación de los Plenarios Gremiales de FEMI.

         Inciso 8: ……. “Las partes se comprometen a trabajar conjuntamente en la estructuración de un sistema de ingresos y egreso, evaluación de desempeño, carrera funcional, descripción y valoración de cargos, pirámide funcional, movilidad intrainstitucional, derechos gremiales y dotación, en los próximos 180 días”

       Habría mucho más para hablar de lo plasmado del acuerdo y de lo que falta, pero creemos que es muy buen punto de partida para seguir avanzando en mejorar las condiciones del trabajo médico en el ámbito público.
       Muchos han trabajado arduamente para limar asperezas y acercar posiciones en este proceso, esto no hubiera sido posible sin la firmeza de los gremios involucrados en impulsar cambios en las condiciones de trabajo y remuneración en ASSE, así como del necesario compromiso del Directorio de la ASSE para asumir los cambios. La Administración ha volcado una parte significativa de los recursos propuestos en a Rendición de Cuentas a la adecuación y equiparación salarial de los médicos del sector público. Como mencionamos al principio a la Reforma de la Salud le faltaba el estudio y adecuación de la política de recursos humanos, y dentro de esto las remuneraciones del sector público eran un debe importante que hoy comienza a subsanarse.

    - Etapa 5: COMISION DE SEGUIMIENTO: Junio 2008 - 2009

      Mucho se ha avanzado en la interpretación e implementación del Acuerdo en la Comisión de Seguimiento, en cuanto a los cobros de los aumentos, la reestructura del sistema de guardias retén, así como el pago variable por la productividad anestésico quirúrgica y no anestésico quirúrgica. 

       Acta interpretativa N°1: establece que el cargo presupuestado y de guardia retén son dos cargos distintos, por dos funciones diferentes; lo que en su momento impidió el cobro de estos colegas. Se incorpora a los médicos intensivistas al Acuerdo.
       Acta interpretativa N°2: Establece el régimen de trabajo y remuneración de los médicos de familia, así como la gestión de la lista de suplentes.
       Acta interpretativa N°3: Se cambia el criterio de liquidación de las guardias retén de especialidades vinculándolas a la complejidad del centro y el compromiso de registrar las convocatorias para rever el criterio en Abril 2009.

    - BALANCE DEL ACUERDO ASSE – SMU- FEMI - SAQ

       La FEMI luego de aceptado el Acuerdo (08/02/08), ha realizado un gran esfuerzo para promover la firma del compromiso funcional llegando a más del 90% en los hospitales del interior, ha concurrido a todas las instancias de negociación y en todos los ámbitos que fueron creados (a nivel del MSP y de ASSE), pero hemos arrastrado escollos para que se efectivicen los pagos en los meses siguientes a la vigencia del Acuerdo.

       El 24 de octubre por mandato del Plenario Gremial, integrantes del SeGre y del Comité Ejecutivo de FEMI tuvimos una reunión con el Directorio de ASSE. Transmitiendo la inquietud de los colegas del interior por lo lento y dificultoso del proceso de pagos, y reafirmamos nuestro espíritu de colaboración para que el Acuerdo siga adelante. Por iniciativa del Presidente (I) de ASSE Cr. Daniel Gestido surge un espacio ASSE – FEMI,  donde hemos podido volcar las inquietudes y solucionarlas de quienes no habían accedido a los pagos por problemas administrativos.     

       En estos momentos todos los viernes se reúne la Comisión de Seguimiento para monitorizar la aplicación del acuerdo y para interpretar las discrepancias que existan en su aplicación, así como en un espacio ASSE – FEMI para reclamos puntuales.

       Los integrantes del SeGre en general, y los Dres. Rodríguez, Rabotti y quien suscribe la presente en particular, han dedicado gran parte de su tiempo en FEMI a la negociación del Acuerdo, al seguimiento de este, y a ver concretado su cumplimiento. El comienzo de las negociaciones se iniciaron con los integrantes del anterior SeGre y su coordinador: el Dr. José Pedro Ibargoyen, quien ya había propuesto algunas de las soluciones consagradas en el Acuerdo final.

    Algunas dificultades motivaron, en nuestra delegación, reflexiones como esta: “Me fui muy preocupado el otro día. Nuestra Burocracia Uruguaya  parece estar ganando la partida una vez más. Lamento por el tiempo, dinero y salud que hemos dejado en estos 15 meses. Igualmente sigo pensando que la construcción de ese Acuerdo fue un ejercicio fascinante y su resultado revolucionario en ASSE, a pesar de que no parece terminar de aplicarse nunca. En fin. Ojalá se ilumine el camino de aquí a fin de año (finales del 2008)”.

     

     

 

 
Consultas a FEMI